lunes, agosto 17, 2009

La sanidad cubana que Michael Moore no quiere enseñar.

Sicko, el documental de Michael Moore sobre la sanidad americana, incluye imágenes del hospital Potemkin de la Havana dando a entender que los cubanos reciben una sanidad muy decente que incluso compara de forma favorable a la de Estados Unidos. La CNN divulgó recientemente algunas de estas imágenes resaltando las "impresionantes estadísticas" de la sanidad en la isla. El reportero Morgan Neill remarcó: "El índice de mortalidad infantil de Cuba es el más bajo del hemisferio, ¡a la par con el de Canadá!"El cubano-americano Humberto Fontova explica en Lewrockwell.com algunas verdades incómodas (para Moore y sus amigos castristas) sobre los "logros" de la sanidad cubana
La propaganda castrista difundida en Sicko animó a varios cubanos a arriesgarse a filmar las condiciones reales de los hospitales cubanos ordinarios, para evidenciar las mentiras del documental de Moore. Dos horas de grabación fueron sacadas del país a escondidas y entregadas al exiliado cubano George Utset. El show de John Stossel en ABC dedicó una sección de uno de sus programas a contraponer la visión colorida de Moore a la de los cubanos que viven y sufren in situ.En la página de George Utset, The Real Cuba, se muestran fotografías de los hospitales a los que van el 99% de los cubanos de a pie, no el 1% de privilegiados. Son bastante reveladoras.
Fuente:
Albert Esplugas Blog