martes, marzo 03, 2009

Escases de Médicos e intrusismo en la práctica médica en Cuba.

Improvisaciones S.A.
Por: Alberto Méndez Castelló.
Aunque Cuba tiene médicos en 38 países del mundo, en muchos hospitales de la Isla pulula el intrusismo por la falta de personal.
La Tunas, Cuba febrero 25, 2009.--- El hospital Guillermo Domínguez, de Puerto Padre, carece de médicos en especialidades tan importantes como la ortopedia. En caso de accidentes, más de 90.000 personas, la población de dos municipios, deben ser trasladados al hospital provincial, distante a más de medio centenar de kilómetros.
Los Especialistas en Ortopedia del hospital municipal fueron absorbidos por las "misiones internacionalistas" y por la diáspora. Los que quedaron, extenuados, enfermaron, sufrieron accidentes de carretera o simplemente renunciaron, y sólo el doctor Teruel, convaleciente de un infarto, se mantiene activo, pero no da abasto para las dolencias de la empleomanía del hospital y sus familiares.
El doctor Zayas, que atiende la especialidad de Ortopedia en la policlínica "Romárico Oro", ya parte a cumplir misión internacionalista en Venezuela. El cuerpo de guardia del hospital municipal lo atienden técnicos en aplicación de yeso, que hacen lo que pueden en sus remedos de médicos.
Alberto Labrada, estudiante de 14 años, sufrió un accidente en la clase de cultura física y, luego del examen con Rayos X, los técnicos dictaminaron una fisura en el quinto dedo de la mano derecha, procediendo a enyesarlo. Pero, cuatro días después del accidente, el chico proseguía adolorido y con la mano engarrotada, y cuando al fin el padre consiguió hacerlo examinar por un médico, el facultativo concluyó que no tenía una fisura, sino una fractura, pero no en el quinto dedo, sino en el cuarto: los enyesadores escayolaron el dedo sano del chaval dejando el fracturado a la buena de Dios.
Candil de la calle
El doctor Carlos Lage Dávila, vicepresidente del Consejo de Estado, dijo en Bolivia que internacionalismo no es dar lo que nos sobra, sino compartir lo que se tiene. Cabe preguntarse si el doctor Lage o cualquier otro médico que abandonó su profesión para dedicarse a la política, estarían dispuestos a echar una mano a facultativos sobrecargados de trabajo como el doctor Teruel.
Si seguir tras los pasos de Hipócrates (lo cual juraron al diplomarse) para componer huesos quebrados de cubanos de a pie (ya que como políticos no logran componer a Cuba) les resulta superior a sus estómagos, bien podían compartir los médicos de sus hospitales y clínicas exclusivas con las instalaciones municipales.
Pero hace unas semanas, Jaime Crombet, vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, visitó el hospital Guillermo Domínguez para informarse de los destrozos de los pasados ciclones. Mientras en el salón de reuniones era por directivos municipales informado de planes futuros, en el cuerpo de guardia los técnicos en escayola seguían haciendo de médicos.

1 comentario:

P@lm0 dijo...

saludos, desde Ecuador, primero que triste realidad la que se vive en su país, pero que loable es su labor, informando, yo los he visto por acá a las misiones, asi se les llama a los legionarios cubanos, pero que triste es que se nos den a nosotros cuando a ustedes les hacen tanta falta, y mas aún cuando en nuestro país también existen profesionales capacitados, pero que se puede hacer si los Castros y el Correa ahora andan de ñañitos, Soy estudiante de medicina en Guayaquil-Ecuador y con un grupo de compañeros mantenemos un blog de información en nuestra facultad, con noticias, sucesos, entrevistas, bueno, esperemos que su situacion mejore, Por una Evolución sin esa R de retraso, un abrazo fraterno