martes, noviembre 18, 2008

Children of medical defectors become hostages of Castro-communist regimen.

Miami, November 18, 2008- Several Cuban doctors who defected after being sent overseas to do slave work for the Cuban regime, are planning to denounce in an international court that the Castro brothers have kidnapped their children and refuse to allow them to leave the island to join them, even though they have received visas from the United States that would allow them to come here.
In Cuba, doctors and other professionals become slaves of the Cuban government after they finish their education and cannot refuse to go to Venezuela, Bolivia, Namibia or any other place where the Cuban regime wants to send them.
The Cuban regime receives hard currency and pays its slaves a small portion of the salary and pockets the difference. And to make sure that they would not leave, the Castro brothers keep their children hostage.
This is what the useful idiots refer to as "free education" in Cuba. It costs you your freedom and it could cost you your own children, but to these hypocrites who defend the brutal regime in Cuba it is "proof" of the great benefits that the Castro "robolution" has brought the Cuban people.
Foto: De izquierda a derecha, Carlos Plasencia, Nancy Rodríguez, Mailyn Cruz (centro), Marisol Bennet, al fondo Norbe Luis Basulto y su esposa Odette Milagros López y Yaisis González. Los médicos cubanos sostienen fotos de sus hijos menores, aún en Cuba, a los cuales las autoridades no les permiten abandonar el país. Roberto Koltun / El Nuevo Herald
Source:
The Real Cuba.
Read the complete information made CLICK HERE.
Cuba won't let our kids leave, medical workers say. Former Cuban doctors are contemplating taking their quest to get their kids out of Cuba to an international court.
Lea la información complete en español haciendo CLIC AQUÍ
Cuba retiene a hijos de médicos desertores

4 comentarios:

La Voz de Cuba Libre dijo...

Existen más de 2,000 niños y niñas cubanos que están secuestrados por el régimen Castrista de Cuba.
Estos niños y niñas, la mayoría menores de edad, permanecen privados de reunirse y convivir con sus padres, simplemente, porque el gobierno cubano considera a sus madres y padres, ya residentes en el exterior de la Isla y la gran mayoría doctores y/o doctoras, como desertores y/o traidores a la Revolución Cubana.

¿Cuál ha sido el crimen de estos padres? Simplemente, abandonaron sus puestos como médicos, asignados a diversos paises, entre ellos Venezuela. El gobierno cubano cataloga a los galenos de desertores, ya que dicho gobierno recibe grandes sumas de dinero a cambio de servicios médicos que estos prestan en otros paises, bajo la apariencia del interés de Cuba en querer ayudar a paises necesitados. La realidad es que este proyecto de salud del gobierno de Cuba es un negocio sumamente lucrativo para la tiranía de los Castro. Al desertar estos médicos, el gobierno Castrista deja de lucrar. Entonces, utiliza la separación de la familia para castigar a estos profesionales de la salud, separándolos, indefinidamente, de sus seres más queridos, sus hijas e hijos.

Ironicamente, al argumento utilizado por Cuba en el famoso caso del niño Elián González, el cual abogaba por la unión familiar y el derecho de todo niño de vivir con sus padres naturales, en este contexto de la actualidad, obviamente, para Cuba, no aplica.

Visiten www.mariaelvira.com para ver dos segmentos de mi programa, María Elvira Live, donde explico, claramente, otra triste realidad cubana

Gino dijo...

Esperemos que esta situacion cambie ya, es lamentable que sucedan estos hechos en una epoca como esta, ojala cambie esta situacion, y si no encuentran las medicinas apropiadas busquen aqui www.findyourdrug.com y encontraran precios economicos....

Maria Carolina Morales dijo...

si no se alzan en voces todos estos padres no llegara la oportunidad de reunirse con sus hijos, la mayoría de los países somos ignorantes de lo que sucede realmente en CUBA.

Maria Carolina Morales dijo...

La disidencia Cubana también tiene que ayudar a los que todavía están allí viviendo, deben unirse y recabar datos e información de todos lo que han hecho estos hermanos Castro y denunciarlos, UNANSE y LUCHEN.