sábado, febrero 28, 2015

Servicio Médico Social adicional para médicos cubanos.

En los  últimos tiempos los temas relativos a los médicos cubanos  y las condiciones de trabajo de estos tanto en Cuba, como cuando sirven en el exterior en las llamadas misiones internacionalistas, se mencionan una y otra vez en los medios. Conviene ver estas informaciones sin mayor entusiasmo y analizando en qué contexto se dan y como se puede argumentar al respeto.
Por estos días aparece una y otra vez una nota sobre un contrato de trabajo que se le está presentando a los médicos cubanos, hasta ahora en La Habana, y sin que podamos saber si se ha hecho en el interior del país.  La información dice así:
Médicos de La Habana comenzaron a firmar un contrato por tiempo indeterminado mediante el cual pueden ser obligados a trabajar hasta cinco meses fuera de su puesto para paliar la falta de asistencia a los pacientes dentro de la isla y garantizar la atención durante contingencias.
Según el documento, "el trabajador (de la salud) podrá ser trasladado de puesto de trabajo, sin afectación salarial, para garantizar la sostenibilidad, vitalidad y accesibilidad a los servicios de salud, así como para evitar el daño que pueda producir a los pacientes la falta de asistencia médica y garantizar la atención ante contingencias. Por estas condicionantes, el traslado fuera de la entidad puede ser de hasta 120 días naturales en el año".[1]
Contrato de trabajo por tiempo indeterminado.
 Pág. 1. Haga Clic sobre la imagen para ampliar.
El asunto que nos ocupa no es nada nuevo. Siempre que el gobierno cubano por medio del Ministerio de Salud Pública ha visto que hay problemas en la “sostenibilidad’ de los servicios de salud, ha  creado los mecanismos administrativos para trasladar de manera permanente o temporal a los médicos donde sean estos más necesarios. Esto está ligado a la obligatoriedad o no del Servicio Social que todo graduado debe cumplir al término de su carrera de Medicina o Estomatología.
Con el establecimiento de un nuevo sistema económico –social en Cuba en el año 1959. El gobierno revolucionario implementa de inmediato  medidas tendientes a controlar todo el sistema de salud que estaba establecido en Cuba. Se crea un Ministerio de Salud Pública, que no era nada nuevo en el primer país que había creado esta rama de la organización de un estado moderno., solo que antes se denominaba como Ministerio de Salubridad. En agosto del 1959  son incorporados todos los hospitales de los municipios, de organismos autónomos o subvencionados por el Estado al Ministerio de Salubridad y Asistencia Hospitalaria y se crea una comisión técnica asesora para la organización de los hospitales. Aunque las clínicas privadas y mutualistas siguieron funcionando por algún tiempo, estas fueron objeto de intervenciones e incorporadas al sistema nacional de salud que se estaba creando.
En este contexto, el gobierno revolucionario controla el Colegio Médico Nacional y va instituyendo  la práctica de la medicina socializada. La radicalización de la revolución, el claro discurso socialista y las medidas implementadas para convertir la atención médica en una meta populista a corto plazo produjo cambios significativos; provocó entre otras cosas la salida al exterior de la mitad de los más de 6 mil médicos que ejercían en la Isla.
Aunque Cuba contaba con un sistema de salud bastante adecuado para los estándares de la época, si había una distribución de los recursos de salud muy inadecuada en relación a la distribución geográfica de estos. No hay duda, la mayoría de los recursos se concentraban en la capital y en las principales ciudades del país; el área rural, sobre todo en la región más oriental del país, estaba carente de servicios médicos básicos. La intención de hacer llegar estos servicios a amplias zonas rurales del país significaba mover hacia esas zonas médicos recién graduados por un periodo de tiempo.
Contrato de trabajo por tiempo indeterminado.
 Pág. 2. Haga Clic sobre la imagen para ampliar.
Fue así que se establece el Servicio Médico Social Rural por Ley No.723 del 22 de enero de 1960, a fin de llevar la atención medica hasta los lugares más apartados el país. No he encontrado en línea el texto completo de esta Ley y el tiempo de servicio que establecía. A los efectos prácticos los primeros grupos de  médicos que fueron a cumplir con el Servicio Médico Social Rural, permanecían 6 meses, no más, en las zonas rurales. La medida se hizo para garantizar la accesibilidad a los servicios. Fue una medida populista de utilidad social sin lugar a dudas, que buscaba aumentar los réditos de la revolución socialista que se estrenaba.
No sé cuándo y cómo se fue estableciendo un tiempo de prestación de servicios  más prolongado, porque en poco tiempo los médicos que tenían que cumplir con el Servicio Médico Social Rural, estaban hasta 2 años; por aquel entonces se le llamó: Servicio Médico Social. El tiempo aumentado sin duda se ajustaba al tiempo del Servicio Militar Obligatorio que se había instaurado en el país.
Como aumentaban los servicios hospitalarios y especializados en el interior del país, los graduados no eran parte de un Servicio Médico Rural; sino que bien podían hacer los años establecidos en un hospital provincial y regional de acuerdo a la intención del organismo rector, de garantizar la accesibilidad de los nuevos servicios especializados que se creaban. Ya no eran 6 meses…, sino 2 años.
En agosto de 1973 se promulga la Ley del Servicio Social para todos los graduados universitarios en Cuba y en el exterior. Precisamente ese año cursaba el año de internado de la carrera de Medicina; la ley no constituyó una sorpresa  para los graduados de Medicina y Estomatología. Con relación a los demás graduados universitarios, aun cuando no había una Ley de Servicio Social, tan pronto como se graduaban tenían que ponerse a disposición de los diferentes ministerios que controlaba el único empleador en Cuba: el estado-patrón.
Lo que sorprendió de la Ley  No. 1254 del Servicio Social es que ahora el tiempo para estar disponible el graduado,  donde la Revolución lo necesitara, sería de 3 años. Como ya el Ministerio de Salud Publica manejaba, diría que a su antojo, la Ley del Servicio Médico Social Rural (Ley No.723), este documento señalaba lo siguiente en sus disposiciones finales: Se faculta al Ministerio de Salud Pública para que dicte las disposiciones que fueren necesarias al efecto de ajustar la legislación vigente sobre los Servicios Médico Social y Social Dental, a la presente Ley.[2]
La Ley del Servicio Social siempre fue muy flexible, sobre todo en el tiempo, que era manejado al antojo de los dirigentes del sector de la  salud. La Ley tenia efecto a partir de enero del 1974 , fue por eso que el curso final del 72-73, se prolongó hasta finales de enero de 1974 para meternos a todos los graduados (72-73) en el nuevo periodo de servicio de 3 años.
Pero no siempre el Servicio Médico Social cumplía con las apremiantes necesidades de médicos en el interior,  incluso en los centros urbanos más grandes del interior del país. Como ya muchos médicos eran enviados a cumplir misiones internacionalistas y los servicios de salud se multiplicaban, había una clara disparidad entre las sostenibilidad del sistema de salud en la capital y las demás provincias. Es por esto que a finales de los 70’s y argumentado que si bien los médicos van a cumplir misiones internacionalistas sin protestar; pues se establecían  medidas administrativas para que los médicos disponibles  en la capital fueran a las otras provincias a cumplir misiones nacionalistas, y así se les denomino. No estoy seguro si esto se  instituyó mediante una Resolución Ministerial; lo cierto es que muchos médicos que habían cumplido su servicio social e incluso misiones internacionalistas fueron ubicados en provincias del interior del país, sobre todo en atención especializada al paciente.
¿Por cuanto tiempo eran esas misiones nacionalistas?, no sé. Lo interesante es que el Ministerio de Salud Pública garantizaba una seria de beneficios a esos médicos que no los tenían otros que ya estaban laborando en el interior del país en condiciones muy difíciles. Los médicos en misiones  nacionalistas, estaban por un tiempo determinando (¿?), si estaban pendiente de adquirir un auto  porque habían cumplido misión, pues se les daba lo antes posible, contaban con días de vacaciones cada mes para ir a ver a su familia (4-6 días) y al regresar a la capital podían pedir ubicación en el hospital o facilidad de salud de su escogencia.  
De manera que el tiempo de disponibilidad de los médicos cubanos ha sido de 6 meses a tres años de servicio donde la Revolución los necesite. Si ahora se les pide 120 días (5 meses) la intención es  mantener a flote el Sistema  Nacional de Salud que se ha visto afectado, sin lugar a dudas, por los miles de médicos que hay que enviar al exterior a cumplir los múltiples contratos de asistencia en otros países; también como consecuencia de  la salida definitiva,  ahora legal, de médicos graduados y el abandono de sus puestos de médicos que están cumpliendo misiones internacionalista y no regresan a Cuba.
Una broma siempre era frecuente entre los médicos cubanos. ¿Cómo se clasifican los médicos cubanos? En 4 categorías: A, B, C, D. La A: A Paris, A Madrid, A Japón. La B: Be (Ve) a Praga, Be a Moscú, Be a Bulgaria. La C: Ce (Sé)  estudioso, responsable, revolucionario..., y por último la D: De Pinarito de Cambute a Puriales de Caujeri, De Caujeri a Guaracabuya, De Guaracabuya a Remanganagua……,
¿El tiempo?, pues este no importaba , al menos para los dirigentes del MINSAP (Ministerio de Salud Pública) esos tenían todo resuelto donde llegaran; para los demás, los médicos que debían cumplir con los términos de la Ley, sí que contaban cada día que pasaban lejos de la familia y viviendo en condiciones paupérrimas , soportando todo tipo de vejámenes … y callando.
27.02.2015©



[1] Ariel Reyes. Nuevo contrato pone presión sobre médicos cubanos (en línea), feb. 11, 2015. Consultado 2/27/2015. Disponible en: http://www.martinoticias.com/content/nuevo-contrato-pone-presion-sobre-medicos-cubanos/86480.html
[2] SERVICIO SOCIAL LEY No. 1254 (en línea) .Osvaldo Dorticos Torrrado, Fidel Castro Ruz, Primer Ministro, José Ramón Fernández Álvarez, Ministro de Educación. Palacio de la Revolución, en La Habana, a dos de agosto de 1973.Consultada 2/27/2015. Disponible en: http://www.dcubanos.com/archivospdf/Ley%20Servicio%20Social.pdf