miércoles, noviembre 11, 2015

Desertan y emigran para los EEUU dos médicas cubanas, hijas de destacados dirigentes comunistas de Holguín.

Se acaban los médicos “revolucionarios”
Se pudo conocer a través de fuentes confiables, que las hermanas gemelas Gretel y Grechel Sánchez Álvarez, hijas de Celi Álvarez Oliva, presidenta del Poder Popular municipal de Holguín y de su ex esposo Osvaldo Sánchez Torres, teniente coronel de la Inteligencia Militar, pidieron asilo a mediados del mes de octubre, en los Estados Unidos de América; después de abandonar la misión médica cubana en Venezuela.
Gretel y Grechel se graduaron con títulos de oro en la carrera de medicina el pasado mes de junio, en la Facultad de Ciencias Médicas, Mariana Grajales Coello de la ciudad de Holguín; en lo que constituyó la más reciente titulación de galenos de esta institución en este año.
Una vez con el doctorado en la mano, ambas hermanas, tomaron de vacaciones el mes de julio; y ya en agosto y septiembre, fueron asignadas a trabajar en las Brigadas Médicas que se crearon en Holguín, para enfrentar la difícil situación epidemiológica de dengue y cólera que vivió esta provincia.
A principio del mes de octubre partieron hacia Venezuela, para formar parte de la misión médica cubana que labora en ese país; y apenas una semana después deciden abandonar la misión y dirigirse a los Estados Unidos de América, para unirse a sus dos tías maternas, que viven en ese país hace varios años.
Hasta los hijos de los dirigentes, sienten la necesidad de emigrar para buscar un presente y un futuro mejor. En el caso de estas dos jóvenes mujeres, habría que añadir que han tirado por la borda sus estudios de tantos años, porque saben muy bien que no pueden ejercer como médicos si no revalidan su título; algo que además de tiempo les costará algún dinero, aunque ellos tienen un nivel de vida y posibilidades económicas muy por encima del cubano promedio.
Un pueblo como este, condenado a vivir en la miseria y la desesperación, que no puede lograr en la isla la estabilización económica y social, tiene que huir, a pesar de los sacrificios hechos y en muchos casos dejar atrás familiares,  cónyuges, amigos etc.  El hecho de estar vinculados con personas de la élite gubernamental, de tener una vida mejor, de hacer uso de privilegios, no los exime de pensar que la Revolución es un proyecto fracasado.
Holguín, 10 de noviembre de 2015.
Nota. Información recibida desde Cuba de la Red Cubana de comunicadores comunitarios por correo electrónico.
*Informador independiente y miembro de la oposición pacifica en Holguín Cuba. Fue expulsado de su trabajo por su dedicada militancia y también no pudo continuar sus estudios en la Licenciatura de Estudios Socio culturales, reside en Holguín, Cuba.