lunes, mayo 11, 2009

Ecos de una Cirugía. Hasta donde llegó la información anterior.

Aquí le ponemos un buen ejemplo de cómo puede influir la información en la Red de noticas y artículos que se originan en Cuba. En el post anterior dimos cuenta de un inusual procedimiento quirúrgico que se aplico en una cárcel cubana. Lugares donde la negación de la atención medica es práctica cotidiana de los esbirros castrocomuniscas para doblegar la voluntad de los reclusos. Y aquí la nueva información también de la mano del preso de conciencia a cubano: Pablo Pacheco Ávila.
Ecos de una cirugía
Por Pablo Pacheco Ávila.*
En horas del mediodía del 4 de mayo, los reclusos Ismael Hernández Gómez y Pedro Julio Ferrer Rodríguez, fueron conducidos a la dirección del establecimiento penitenciario Canaletas. Allí comparecieron ante Rodolfo Leiva González, jefe del destacamento 3 de este centro. Según manifestaron los reclusos a este reportero.
Prisión Provincial Canaletas, Ciego de Ávila, 7 de mayo /SDP/ Presente se encontraba el director del centro, teniente coronel Reinerio Díaz Betancourt, que fue quien dirigió la entrevista. Este se mostró atónito al saber que Ferrer Rodríguez fue en la práctica, intervenido quirúrgicamente y atendido por Hernández Gómez, el pasado mes abril.
Pedro Julio Ferrer Rodríguez soportaba un fuerte dolor y una severa inflamación producida por un forúnculo detrás del oído derecho. Había asistido al Cuerpo de Guardia del penal, sin que se diera solución a su caso. A esto se agrega la imposibilidad de ver a la doctora Heidi Cruz Cruz, encargada de la asistencia médica de los reclusos, una vez por mes en la sección antes mencionada.
Ferrer Rodríguez manifestó al Sr. Tte. Coronel Díaz Betancourt y al resto de la comitiva que le acompañó, que de no recibir la atención médica especializada por parte de un urólogo, solicitada más de una vez, para atender una dolencia en su testículo, estaba dispuesto a operarse otra vez en la prisión, en idénticas condiciones.
Es mi deber informar, que todo este alboroto es debido al reporte elaborado por mí, hace dos semanas y titulado ‘Cirugía de campaña’. En la reunión del Tte. Coronel Díaz Betancourt con Hernández Gómez y Ferrer Rodríguez, se encontraba además el jefe provincial de Cárceles y Prisiones en Ciego de Ávila, Carlos Rodríguez Martínez, el Mayor Landis, segundo jefe de unidad, Raya, licenciado en enfermería y jefe de Servicios Médicos en la prisión, una doctora no identificada de la Delegación Provincial MININT y ‘Agustín’ oficial al que los presos identifican como miembro del Departamento de Seguridad del Estado.
Para finalizar, Ferrer y Gómez, trasmitieron las palabras de conclusión pronunciadas por el director del penal, Tte. Coronel Díaz Betancourt. Este dijo: -Pablo Pacheco los está utilizando.
El Mayor Landis ordenó trasladarlos de la galera 43. Lo hizo y comentó: “Ellos son muy amiguitos”. En esta misma galera se encuentra Jorge Toledo Ortiz, pendiente de ser visto por un cirujano desde hace más de seis meses. Padece un tumor en la cabeza.
*Periodista independiente cubano. Condenado a prisión en Cuba. E-mail: primaveradigital@gmail.com