viernes, diciembre 12, 2008

Historias de horror y misterio.

Por: Claudia Cadelo de Nevi.*
Con esto de estar enferma y haber entrado al salón de operaciones me llama la gente para saber cómo estoy y empiezan las historias a salir a flote.
Una amiga francesa no se creía que aquí hacían las regulaciones menstruales sin anestesia. Mientras que otra amiga médico sonreía irónicamente y ripostaba que a veces se hacían hasta legrados sin ésta. Ahí fui yo la que no lo creí, juro que no lo creí posible.
Pero la vida de nuevo me da una lección para que deje de ser tan ingenua y me llama otra muchacha, que conozco desde hace poco pero que ha demostrado ser sincera y me cuenta que cuando tenía 17 años quedó embarazada, que le hicieron una regulación menstrual y le dejaron restos, luego de tres semanas tenía una infección tremenda y había que legrarla, así que le hicieron la interrupción… sin anestesia.
Lo recuerda como el peor día de toda su vida, recuerda sus gritos y el médico pidiéndole que se portara bien…
Esta muchacha es menor que yo, tiene 23 años ahora, si tenía 17 cuando sucedió todo, estamos hablando del año 2003.
Aclaración:
Regulación menstrual: se extrae el feto con una manguera que lo absorbe, se realiza entre las 3 y 5 semanas de embarazo.
Legrado: se extrae el feto con una cuchara que raspa el útero sacando todo lo que haya dentro, se realiza entre las 6 y 8 semanas de embarazo.
Fuente: Octavo cerco. Blog de la autora que reside en Ciudad de la Habana, Cuba.
Foto: Claudio Fuentes.